DESAYUNO CON DIAMANTES

El vestido negro de cóctel que lucía la actriz de origen belga Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, máxima expresión de lo chic y todo un clásico, fue diseñado especialmente para la película por el diseñador parisino Givenchy. Este diseñador no sólo creaba vestidos para sus personajes: Givenchy se encargaba de vestir a Audrey, tanto en la calle como en la pantalla.


En la película, Hepburn, vestida con el mítico vestido negro, se baja de un taxi en la Quinta Avenida de Nueva York y observa el escaparate de la joyería Tiffany’s mientras se come el desayuno que lleva en una bolsa de papel.

El vestido fue subastado el 5 de diciembre de 2006 en la sede londinense de Christie’s por 900.000 dólares. Es el precio más alto de la historia pagado por un prenda confeccionada exclusivamente para el cine.

Este famoso vestido pertenecía al matrimonio Lapierre, fundadores de la organización no gubernamental “Ciudad de la Alegría”, destinada a construir escuelas en la India.

Su diseñador, Givenchy, lo había donado años atrás a esta ONG.

La firma Christie’s informó a la prensa de que el dinero recaudado en la subasta por la venta del elegante vestido negro se traducirá en 15 nuevos centros educativos en las zonas más desfavorecidas de la India.

Ayer pudimos leer en la prensa que otro de los diseños de Givenchy para Desayuno con diamantes, que también lució la legendaria actriz, se vendió por 192.000 dólares en una subasta anual de “Recuerdos del cine y el espectáculo”, muy por encima de las estimaciones, que rondaban los 20.000 y 30.000 dólares. El comprador fue anónimo e hizo su puja por teléfono, ante la espectación de todos los asistentes.

Se trata de un vestido de seda rosa tipo cóctel, adornado con un elegante cinturón y aplicaciones en forma de abanicos. Holly Golightly (Hepburn) aparece con este vestido en una de las escenas más memorables del film, cuando descubre que su hermano ha muerto.

En aquellos años dorados del cine, caracterizados por su glamour y sus estrellas, los vestidos, verdaderas obras de arte, llegaban a convertirse en auténticos protagonistas.

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.