Aitor comienza su carrera televisiva con episódicos en series como Médico de Familia, Compañeros o Policías. Su carrera teatral tuvo crecimiento importante desde que hizo la obra Casi Perfectos. Siguiendo con Sé infiel y no mires con quién, La curva de la felicidad y Rumores.

Alegre, divertido, humilde, cañero. Lo de haber nacido un 28 de Diciembre, concuerda perfectamente con su manera de ver la vida.

-¿Cuántos años estudiaste en Metrópolis? ¿Qué especialidad?

Quiero recordar que fueron tres años. Me salté primero, lo que luego descubrí como un gran error, pero bueno. Hice segundo de interpretación y como proyecto final hicimos Un espíritu burlón de Noel Coward. Tanto nos gustó que formamos la compañía El Sueño de Caronte y al año siguiente repetimos con El amor de los cuatro coroneles de Peter Ustinov (puede que fuera al revés— de eso hace quince años… o más)

-Háblanos de tus profesores, de tus compañeros, de cómo eran tus clases

Mi profesora y mentora fue Clara Cosials, supongo que ya se habrá dicho de todo de ella, lo genial que es, lo que te ayuda, lo que te entiende y lo que sabe sacar de ti lo mejor… yo diré que lidiar con grupos de actores todos los días ya es suficiente alabanza. Y encima es la mejor en ello. Doy fe.

También nos dio clase o más bien dirigió las funciones José Luis Santar y gracias a él aprendí mucho de la dinámica interna de un montaje, de la relación con el espacio y con los compañeros, de los devenires de trabajar con actores y los peligros del ego (empezando y acabando por el mío… que no me daba el personaje que yo quería, joooo)

De mis compañeros decir que a muchos los tengo en Facebook y que es un placer hablar con ellos. Con algunos sí mantenía contacto, pero como la mayoría no siguió con esto (como se suele decir) pues les perdí un poco la pista. No hace mucho quisimos quedar a cenar y quedamos cuatro… con eso digo todo, jejeje. Les debo mucho. Sobre todo que no “doraran la píldora” durante mis años de aprendizaje, eso ayuda a ser un poco más humilde y realista. ¡¡Gracias compañeros!! Gracias por no decirme ni una sola vez que esto era lo mío, que valía y que os gustaba mi trabajo… gracias. (en serio me valió de mucho)

Las clases eran muy amenas… Nos íbamos enamorando unos de otros con desastrosos resultados en la mayoría de los casos, pero eso lo hacía tan increíble como era. Aprendíamos de las escenas, con las escenas, en las escenas y luego lo llevábamos a nuestras vidas… al menos el que suscribe.

-¿Has notado los años de clases a las espaldas y como una ayuda, a la hora de lanzarte al mundo laboral?

He notado que no me tenía que haber saltado primero… una decisión muy chula por mi parte. Pero bueno, las carencias fueron subsanadas con años de trabajo y con alguna charla furtiva con Clara para asentar conceptos. El mundo laboral me lo dio la escuela muy poco después de empezar a estudiar. Don Guillermo Groizard me llevó a castings y trabajé con él en series durante mucho tiempo. Ahí sí que aprendí de la profesión, fue el complemento perfecto (o Casi Perfecto) a las clases. Tuve mucha suerte y por eso insto siempre a los que empiezan a hacer cosas; teatro, microteatro, cortos… lo que os dejen y lo que podáis. Y si ya es con profesionales como la copa de un pino, pues ni te cuento… eso sí, yo no paraba de preguntar… y lo sigo haciendo.


-El recuerdo más divertido que tengas de Metrópolis:

Pues la primera noche que pasamos allí en la maratón de teatro. Esa noche hice amigos más que compañeros de clase. Es un acierto, la verdad. Y toda una experiencia… Nos dijimos cosas sin decirlas con las fichas aquellas (que todavía guardo) y comimos y bebimos y bailamos… y hay gente a la que no se le debería dejar hacer eso… lo digo por experiencia 😉

-Un consejo para los que empiezan en Metrópolis.

Aprended a disfrutar de lo que hacéis y empezad a hacer lo habéis aprendido. Dejaos llevar por la maravillosa experiencia de formaros como profesionales y como personas y no dejéis que los suspiros de otro/as os quiten la respiración, al menos no mucho tiempo. Veréis que tiempo después agradeceréis los consejos, la experiencia y las vivencias (sí, soy un poco hippie, qué le voy a hacer?)

-¿Dónde te podremos ver en 2014?

Pues no lo tengo yo muy claro con esto del 21%, pero espero que sigamos en el teatro con Sé infiel y no mires con quién o Rumores… En breve saldrá Hambre una película autoproducida por Manu Herrera (también profesor de la escuela… y sí rima, es verdad) en la que colaboro. Y esperemos que las web series que estamos preparando salgan y vean la luz, en casi todas está también mi querido Darío Frías (exalumno o alumno de hace pocos días). También hay proyectos de cortos con Álvaro Colombo (otro profe para el combo) con el que he trabajado mucho… como se puede ver sigo en contacto profesional con muchos compañeros de escuela, nos es fácil trabajar juntos y encima nos conocemos hace años… ¡y ya nos aguantamos mucho mejor!

Pero sobre todo me veréis cuando queráis, que no hay más que dar un toque y quedar ;-p

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.