Todos sabéis lo que es, pero para el neófito resumo: consiste en una representación en una sala minúscula de menos de 8 m2 ante 15 espectadores, de una pieza teatral de unos 15 minutos de duración,  por unos 4 euros, teniendo la oportunidad de ver otras obras en la misma tarde. Cada sala hace 6 representaciones en una una tarde.

Me ha salido un poco largo el resumen, pero cada dato es importante.

Ya no existe el “ir a ver qué echan”.

Yo soy de esa generación.  Soy de la generación de “a ver qué echan en la tele”, “a ver qué ponen en los cines de gran vía”. Desde el VHS la muerte del “a ver qué echan” estaba anunciada. Era una manera muy poco eficaz de adquirir cultura y de encontrar una peli o un programa que te gustara, pero cuando entre aquel marasmo aparecía “La naranja mecánica” o “Canción triste de Hill Street”, uno se quedaba maravillado, sorprendido, extasiado.

No existía el “a ver qué echan” en el teatro: ahí uno pre-decidía en función de parámetros casi economicistas, era muy caro y había que elegir bien.

Cuando llegaron las series completas en DVD, las descargas, etc… siempre mantuve una parte de mi ocio ligado a la sorpresa de que algo apareciera, es decir: sigo practicando el zapping y aunque cada vez es menos productivo una noche de insomnio y zapeo trajo ante mis ojos “hedwig and the angry inch” y el “a ver que echan” me recompensó con unas de las mejores dos horas de mi vida.

Ir al cine, al teatro o elegir serie de TV ha ganado en eficacia, desde luego, pero maldeciré el día que cerró el último cine de sesión contínua y los cine-estudio donde uno podía ir con la seguridad de que iba a encontrar una joya de la que no había oído hablar nunca. celda 90210 version final para cartel y flyers_1El programador se encargaba de que salieras contento y sabía elegir magníficas agrupaciones de películas combinando sin miedo géneros, directores y actores.raro5.ai

Pero  el cine empezó a subir dramáticamente de precio y uno no se la podía jugar por el cartel o el director, Además empezaron a cerrar los cines de al lado de casa con lo que había que desplazarse “lejos” para ir al cine y pagar metros, cenas, parking, palomitas…. Así que incluso yo mismo tuve que abandonar la práctica con la que forjé mi adolescencia y buena parte de la juventud.

El teatro es caro, ¿sí?

¿Por qué? ¡Hombre! Decorados, vestuarios, luces complejísimas, espectáculo, pues… todo eso es caro,  es normal que sea caro. Pero cuando voy al teatro voy a empaparme de la magia de creerme que eso que estoy viendo y oyendo, que sé que es mentira porque sé que estoy en un teatro, en el fondo sea verdad porque juego al juego de creérmelo. Y ahí la cercanía es un valor muy importante: cuanto más cerca estoy del escenario y mejores son los actores, mejor me lo paso, más me transformo, más aprendo y más disfruto.

Supongo que a estas alturas ya se me ha visto el plumero, pero me quedan un par de reflexiones.

El tamaño de plano es un coto cerrado para el cine

Para todos los que hayan disfrutado de la magia de cerca, esa que hizo famoso a Tamariz, o que la hayan practicado, saben que el tamaño de plano es un componente fundamental en la “magia” de la magia de cerca. Y solo algunas experiencias de Fura dels Baus me permitieron experimentar diferentes ángulos y cercanías sobre la acción, y por tanto me permitieron emocionarme de modos muy parecidos a los que el cine conseguía.

obras-de-microteatro-por-alumnos-y-profesores-de-metropolis¿Y qué pasa con la entonación, el sentido de la verdad, el ritmo de la interpretación cuando la distancia del espectador es de medio metro, con el arco e transformación en directo, etc…?

Pasa que la experiencia de ver, dirigir e interpretar microteatro es algo muy difícil de explicar pero… no sé, de algún modo la sensación de estar de nuevo en clase de teatro donde cada día era un poco menos ingeniero y un poco más “teatrante”, la emoción con la que atacaba el fin de semana porque sabía que iría al cine a que me sorprendieran, esas cosas,  se reúnen una o dos veces al mes, cuando tengo la oportunidad ir a ver qué echan.CARTEL MUSICAL sonaba rock and roll_1 En el fondo microteatro estuvo siempre ahí, de algún modo pre-existía,  pero fue necesario un grupo de “locos valientes” y un Miguel Alcantud que dieran forma a uno de los  inventos  importantes de los últimos años.

Cursos de Teatro

En los Cursos de Teatro de Metrópolis se han formado decenas de actores que han sabido integrarse en Microteatro impregnando a nuestra escuela de ese aire renovador y, digámoslo así, ochentero, renovador, y maravilloso que el microteatro ha traído al mundo.

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.