Darío Frías eligió Metrópolis en el año 2001, porque cuando se enteró de que los Gustavitos se hacían en la sala Galileo, no lo dudó ni un segundo: «yo quiero actuar en la Galileo y quiero un Gustavito!!»

Y vaya si lo hizo, porque además de los Gustavitos de cine, Darío y su equipo (Jorge Pobes, Jesús Granda y Jose Carlos) se lo llevaron todo en los concursos de teatro! Siempre se preparaban el concurso a conciencia. Para ellos, era el día más mágico del año: «podíamos hacer lo que quisiéramos en la Sala Galileo!!»

Estuvo en Metrópolis de 2001 a 2004. Después, en 2006, volvió para seguir trabajando escenas. Y aunque ya no estudie en Metrópolis, nunca se ha vuelto a ir.

Gracias al concurso de teatro de Metrópolis, Darío descubrió que también le gustaba dirigir actores, y esto lo pudo poner en práctica de lleno en todos los años que ha estado (y sigue) dirigiendo obras en Microteatro por Dinero.

Su último proyecto es la obra «Fin de engaño», que está con su segunda temporada en los Teatros Luchana.

Escrita por su amigo y compañero de batallas Luis Sánchez-Polack, «Fin de engaño» cuenta la historia de Carlos, recién prometido con una chica de clase alta, que se queda dormido en un sofá tras la cena de nochevieja con su futura familia política, perdiéndose las doce uvas. Aunque Carlos no es supersticioso, al despertar descubrirá que todo puede torcerse en cuestión de horas…

Empezó como un proyecto de teatro en corto para hacer en un hotel, y funcionó tan bien, que decidieron moverla más. Le propusieron el proyecto a los Teatros Luchana y allí están desde Junio.

Con un 9,6 de puntuación en Atrápalo en su segunda temporada, esta comedia se ha convertido claramente en una de las apuestas más sólidas de los Luchana.

 

 

Como bien dice Luis Muñoz en la Revista Tarántula, «una acertada dirección de Darío Frías y la trepidante actuación de Veki Velilla, Carlota Baró, Edu Rejón y Gonzalo Trujillo, que no escatiman en resortes para hacer que el público ría con ganas, para eso hace falta que se conjuren varios talentos y en este caso autor, director y actores lo logran»

En esta comedia el ritmo es tan trepidante, que no te da tiempo a pensar. Pero a la vez, sí te da tiempo a enamorarte de cada personaje, porque están perfectamente dibujados. Darío lo tenía muy claro con respecto al ritmo de la obra, porque lleva la comedia dentro y se mueve perfectamente en ese género.

Ensayada en las aulas de Metrópolis, y ahora con Jorge Chavero (profesor de montaje de la escuela) como técnico de luces y sonido, «Fin de engaño» es casi ya un proyecto metropolitano. Al menos así lo sentimos! Y les deseamos toda la suerte del mundo.

Puedes ver «Fin de engaño» el 25 de octubre a las 22.15h, el 31 de octubre a las 20.15h y todos los sábados de noviembre a las 22.15h

ENTRADAS y más información PINCHANDO AQUÍ.

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Necesitas información sobre los cursos o actividades de la Escuela?
Powered by