Estamos a punto de concluir el primer trimestre. Ya empezamos a ahondar en cada una de las asignaturas de la escuela. Empiezan a formarse pequeñas familias entre los alumnos de primero… Y creemos que es el momento perfecto para preguntarles cómo están, cómo se sienten.

En este caso, tenemos palabras de 5 alumnas, 4 de ellas, de 1º de interpretación. Un factor común entre todas es que Metrópolis ha superado sus expectativas, y eso es lo que más felices nos hace.

Selene Martínez, alumna de la diplomatura de teatro, nos cuenta: «Las primeras impresiones de este curso que llevo varias semanas… me ha parecido impresionante. No solo por las materias que estamos dando, que me encantan, si no por la implicación de cada profesor, que se nota que les gusta enseñar su materia con pasión. He conocido a compañeros maravillosos que nunca pensé que congeniaría tan bien. Tengo muchas ganas de seguir avanzando y aprendiendo todavía más. Me queda un largo camino por recorrer y estoy impaciente por todo lo que me espera».

Alejandra Fernández, alumna de 1º de teatro, nos dice acerca del comienzo de curso: «Al principio me impresionó mucho ver la escuela, me imaginaba haciendo lo que más me apetece en el mundo, me veía formando mi camino. La primera clase fue muy «dura», por que nos enseñan a «perder» la vergüenza y aunque parezcan ejercicios que cualquiera podría hacer, no lo son, vives muchas cosas, tienes las emociones a flor de piel y no estas solo, estas rodeado de gente que esta sintiendo lo mismo que tú y para mi eso fue complicado, ya que nunca antes había hecho algo parecido».

Otra de las alumnas de 1º, afirma que «este primer trimestre ha sido maravilloso, he aprendido muchas cosas. Una de ellas, el trabajo en equipo entre muchas otras cosas más. Por otra parte me siento a gusto con los profesor@s y tengo muchas ganas de aprender».

Henar Ledesma está cursando 3º de interpretación ante la cámara. Como veterana, nos cuenta que está «cargadísima de ilusión. Siento que este curso nos roza con la realidad que nos vamos a encontrar una vez salgamos a la calle en busca de trabajo. Mis sensaciones son muy positivas, el temario me parece bastante más complicado pero es fantástico porque nos ayuda a conocernos más a nosotros mismos y ver hasta dónde somos capaces de llegar».

Hemos querido preguntar también qué es lo que más tienen ganas de que llegue: ¿las muestras de teatro? ¿Los Gustavitos? Aquí claramente hay una gran variedad.

Henar y Selene tienen ganas de que lleguen los rodajes de cortometrajes, porque «creo que es una manera perfecta de poner en práctica todo lo que aprendemos en clase. Pienso que además requiere de mucha responsabilidad y compromiso con todo el equipo y es algo a lo que nos tenemos que habituar», como dice Henar.

Alejandra y también Selene, están deseando que lleguen las muestras de teatro para subirse al escenario, porque «me encanta la sensación en el escenario de poner todo tu empeño y esfuerzo y que la gente que asista y nos vean, nos aplaudan por ese esfuerzo realizado. Tengo muchas ganas de experimentar esa sensación con mucha más gente y poder compartirlo con mis compañeros. Al fin y al cabo vamos a vivir lo mismo y que mejor que compartirlo con gente cercana que tiene la misma pasión que tú», dice Selene.

Pero, ¿se esperaban que Metrópolis fuera así?

Victoriaalumna de 1º de la diplomatura de interpretación, piensa que «el curso es mucho mejor de lo que pensaba, los profesores son muy cercanos a nosotros algo que nunca antes había sentido y las clases muy divertidas, como en todo estudio de arte hay que trabajar y practicar y quien piense lo contrario infravalora el esfuerzo que conlleva el mundo del arte». Por su parte, Selene nos cuenta que «por primera vez estoy estudiando algo que realmente me encanta y me emociona hacerlo. Voy a clase con ganas y mucha emoción. Si que es verdad que al principio pensaba que iba a dar muy pocas clases y que con eso no me iba a bastar. Pero ahora he cambiado de opinión y realmente en 3 días a la semana que tengo, aprendo muchísimo. Y lo mejor de todo… es que llego a casa reventadísima. Son clases de mucha presencia física y ejercicio y conectarse con uno mismo. Por lo que mi mente y mi cuerpo al terminar las clases acaban reventados, aunque merece la pena todo ese esfuerzo».

Por todo esto, por veros evolucionar, por ver cómo se forman las nuevas familias, las nuevas generaciones… Y también por ver cómo termináis la escuela y voláis solos… por estas razones merece tanto la pena crecer a vuestro lado. Recordad que los profesores os enseñamos muchas técnicas, ejercicios… pero lo que nos enseñáis vosotros es muchísimo más valioso de lo que os imagináis.

¡¡A por la recta final del primer trimestre!!

 

Y ya que estamos: ¿Qué pensarán los alumnos de cine? ¿Les preguntamos a ellxs también?

 

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Necesitas información sobre los cursos o actividades de la Escuela?