El hecho de que de vez en cuando leamos noticias sobre que tal o cual peli española ha recaudado más de 3 millones de euros en taquilla puede hacer creer que el cine en España puede ganar dinero, pero permitidme hacer unas cuentas.
Analicemos someramente un película de 2 millones de euros de costo real, sin contar copias y publicidad. Eso sería un presupuesto más bien exiguo pero válido para afrontar una producción en 6 semanas con un nivel de producción aceptable.

Bien sabemos que nos gastamos 2 millones, veamos cuánto podemos ingresar:

Empecemos por su medio natural, los cines en España:

Veamos las recaudaciones de pelis (que costaron más de dos millones, pero que nos sirva de guía):

 

PROMOCIÓN FANTASMA, la divertida comedia del director de “Spanish Movie” 300 Copias /Recaudación total: 1.679.414€ / 266.308 espectadores

LO MEJOR DE EVA, protagonizada por Leonor Watling y Miguel Ángel Silvestre, 177 copias / Recaudación total: 736.831€ / 115.032 espectadores

AÑO DE GRACIA, de Ventura Pons. 30 copias. Recaudación total: 168.757€ / 28.656 espectadores
La recaudación se reparte, más o menos del siguiente modo: el 50% para las salas, el 15% para la distribuidora y el 35% para la productora (faltan flecos, como autores, etc) eso significa que en realidad recaudaron:

Promoción fantasma: 587.794 €
Lo mejor de Eva: 257.890 €
Año de gracia: 59.065 €

 

Pero cuidado a eso hay que restarle los costos por copia, ya que hoy en día no hay distribuidor que los quiera incluir en sus gastos. Curiosamente los costos por copia están prácticamente igualados tanto en 35mm como en DCP por culpa de los integradores (esto es algo de lo que trataré en otro post) y haciendo bien los deberes son unos 800€ x copia así que las recaudaciones reales son:

 

Promoción fantasma: 587794 € – (800×300) = 307.794 €
Lo mejor de Eva: 257890 € – (800×177) = 116.290 €
Año de gracia: 59065 € – (800×30) = 35.065 €


escuela de cine

Pero un momento, faltan los gastos de publicidad (marquesinas, periódicos, agencia de comunicación y prensa, etc). También estos gastos son imputables de algún modo a la productora, porque aunque los adelante el distribuidor el productor no verá un duro hasta ser devengados.
Y, ¿cuánto cuesta eso? En el mes de Agosto nos pasaron un presupuesto de 120.000 €, y era normalito, Supongamos por tanto 100.000 € de esta partida: Ello implicaría:

Ingresos reales a la productora por vía cine:

 

Promoción Fantasma: 587.794€ – (800×300) = 307.794€ – 100.000 = 207.000€
Lo mejor de Eva: 257.890€ – (800×177) = 116.290 € – 100.000 = 16.000€
Año de gracia: 59.065 € – 800×30 = 35.065 € – 50.000 (por ser más pequeño el estreno) = -15.000 €


Así que por ahora, gastándonos 2 millones recaudaremos en el mejor de los casos 207.000 €. ¿De dónde sacamos el millón ochocientos mil extra que nos falta?
Las subvenciones y ayudas, sumadas estatales, europeas y de comunidades no superarán los 800.000 (bastante menos si el presupuesto de la película es inferior a los 2 millones, porque van en concordancia).
Las hipotéticas ventas a televisiones no superarán los 300.000 (eso en el mejorcísimo de los casos).

Todavía nos faltan 700.000 euros .

Las ventas internacionales de todo tipo pueden rondar, si van bien, los 500.000.

Vale, qué panorama, hacer una peli supone estar dispuesto a perder 200.000 Euros.

Además es una cifra relativamente mágica que vale para un rango de presupuestos bastante alto.

 

Entonces? ¿Se puede no perder dinero?
Claro, teniendo el doble de espectadores, por ejemplo, y dejando lo demás igual todas las pelis habrían ganado algo, (eso suponiendo lo de los 500.000 en ventas internacionales que es mucho suponer)

 

Entonces, ¿si eres independiente? Si no le pides dinero a los españoles (subvenciones y demás) para hacer una peli…. ¿qué posibilidades hay de no perder dinero?

Vale, hagamos números para el caso ultramegaindependiente:

Supongamos que no cobra nadie nada, que se consiguen los medios técnicos en coproducción y que se rueda en 2 semanas, Hay una serie de gastos absolutamente inevitables, teléfonos, gasolinas, alquileres, discos duros, COMIDAS, sobre todo comidas, todo ello es muy difícil que baje de los 10.000 euros (yo he hecho cortos mucho más caros que eso, al lado del atlas (1994) costó 30.000), pero seamos optimistas y supongamos que se hace la peli desembolsando esa cantidad.

A la hora de distribuir vienen unos gastos nuevos, copias, carteles, algo de publicidad, viajes etc que, de nuevo son otros 10.000 €.

Sabiendo que hay que recuperar 20.000 eso significaría hacer una taquilla de 57.000 € es decir unos 9000 espectadores. ¿Se puede? Hace 3 años se podía sin lugar a dudas pero la caída de venta de entradas es tan brutal que ahora parece casi imposible.

 

escuela de cine

Veamos un ejemplo de esa línea:

Stockholm, peli ganadora de premios, con apoyos y publicidades de todo tipo hizo el primer fin de semana 15.000€ lo que le llevará a una recaudación total de unos 40.000€. Ya sabemos que para la productora serán 15.750 €, con un presupuesto declarado de 65.000 €. Osea que parece que van a “perder” “invertir” 50.000 €

¡¡¡Dios!!! pero ¿cómo se hace para que los ingresos sean superiores a los gastos?

Hace poco una distribuidora de “éxito” comentaba algo parecido a “es que da igual que salgas con 15, 50 o 150 copias, es imposible recuperar siquiera los gastos de publicidad y copias”

 

¿Hay solución?

Habría una solución casi obvia: consigamos que vayan más personas a ver películas españolas en España: “muy fácil decirlo” pero ¿es posible?.

Hay quien opina que si todo el esfuerzo de las instituciones (ministerios, comunidades, etc) se volcara en proteger, ayudar a la distribución y promoción del cine en vez de a la producción de cine tendríamos una industria algo más pequeña pero mucho más sólida. De hecho estoy seguro de que si “las ayudas” se centraran en mejorar las posibilidades de recaudación a base de incentivar el consumo propio (incentivos a las salas que exhiban cine español, ayudas a la promoción y publicidad, cuota en telediarios y periódicos subvencionados a dar entrada al cine español, etc) a medio plazo tendríamos una producción sana basada en el consumo y no en el comité seleccionador.

Y creo que la prensa escrita, la televisión y las radios tienen una enorme responsabilidad. Uno abre cualquier día de la semana El País, por ejemplo, y sin necesidad de entrar en los contenidos se da cuenta de algo va mal. La superficie impresa dedicada a hablar del cine español no supera el 20%. Eso sí no tienen inconveniente en “regalar” dos páginas completas al último estreno de Nolan, Woody Allen, o quien sea (por poner dos directores que reverencio de rodillas). Aquí se vislumbran signos de milagro, porque con menos del 20% de las noticias y su tamaño dedicados al cine español, éste ha conseguido una cuota de pantalla en lo que llevamos de 2014 del 23,6. ¿os imagináis si dedicaran el 50%?

Sigo con resumen:

Resumen: a la pregunta del encabezamiento la respuesta es: Hoy por hoy es prácticamente imposible No perder dinero haciendo cine en España.

Si la pregunta se formula de otro modo: Se puede ganar dinero haciendo cine en España, la respuesta es sí, porque de hecho dos o tres producciones al año ganan mucha pasta y otras 5 o 6 ganan algo, pero para que una industria tenga futuro al menos el 50% de las producciones debieran ganar dinero y eso, por desgracia parece lejos de nuestras posibilidades.

 

Entonces: ¿por qué estudiar cine?

Muy fácil, supongamos que durante todo este rato en vez de cine hemos hablado de pintura o de música : Los números serían distintos pero al final la pregunta ¿por qué estudiar pintura o música? sería absurda. Todos necesitamos poder crecer en la libertad que el arte es capaz de darnos, y la satisfacción que nos provoca la difusión de nuestras obras, el placer que provoca que algunas personas aprecien eso que hemos creado y de algún modo se emocionen con ello, compensa los sinsabores de horas rascando malamente una guitarra, garabateando el siguiente boceto o diciendo cinco y acción en el patio de mi casa.

Ya, pero si además de hacer lo que nos gusta pudiéramos vivir de ello sería acojonante, ¿no? Pues sí y para ello necesitamos de una industria sólida, de un tamaño equilibrado a la población a la que nos dirigimos y con la capacidad de acoger nuevos integrantes y eso, me temo, se consigue vía la protección y ayudas a la difusión y no de la producción.

 

Para comentar, si no estás registrado, pincha en el siguiente enlace: Regístrate

Te llevará a una página en la que debes elegir un nombre de usuario y en tu email recibirás una contraseña. Podrás comentar en cualquier post, participar en los foros, etc.

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.