Pocos géneros causan tanto debate como el género musical. Al que le gusta, le suele apasionar y al que no… directamente no lo entiende.

Hemos estado charlando con algunxs alumnxs de cine de la escuela, para escuchar sus diferentes opiniones acerca del tema. Hemos de decir que la gran mayoría consumen y están a favor de los musicales. De unas 10 personas con las que hemos hablado, sólo a 2 les parecía un género absurdo. No podemos decir que lo odien, porque a pesar de posicionarse en el “no me gustan los musicales”, curiosamente no hace mucho que vieron el último y no descartan volver a ver más.

Las razones del NO, son distintas. Hay quien dice que “no me gusta ese género, porque consumo otro distinto con más acción, más movimiento, con una cámara mucho más ágil y con otro tipo de argumentos”. Por otro lado, tenemos el “no me gustan los musicales porque sobreactúan mucho y cantan por cualquier tontería. Van a tirar algo a la basura y cantan porque van a tirar algo a la basura”, cosa que vista así, es cierta. Pero precisamente al que le gusta el género, es eso lo que le gusta.

A pesar de lo jóvenes que son, la mayoría han consumido cine musical clásico desde pequeños en casa: Grease, Mary Poppins… y reconocen haberlas visto una y otra vez. Sin embargo, también tenemos los que han visto desde pequeños las mismas películas, pero ya de mayores han decidido que no es el cine que le gusta. Por lo cual, el argumento de “has crecido con esas pelis y por eso te gusta el género”, no sirve.

Hay datos que nos han parecido muy curiosos. Como por ejemplo, que a muchos les ha gustado más el musical en teatro que en cine. Que hay un alumno que empezó viendo musicales más oscuros (Tim Burton) y ya de mayor es cuando se pasó al musical más clásico. Que el que se entera de que hay musicales sin diálogo (Jesucristo Superstar), afirma que “yo no podría ver esa película. Es como ver un videoclip de una canción, pero una hora y media” (aquí lo curioso es que no supiera que existen musicales enteramente cantados)

Pero lo más curioso de todo, lo que más me ha impactado, es que sólo UNA PERSONA había visto “Cantando bajo la lluvia”, madre de todos los musicales. El clásico del cine musical por excelencia. Y eso no puede ser!! Desde aquí hacemos un llamamiento a nuestrxs alumnxs. Objetivo de estas Navidades: ver “Cantando bajo la lluvia”, entendiendo que es una película de 1953 y apreciando precisamente eso!

A la vuelta de las Navidades, hacemos otro post hablando de esa película, ¿hay trato?

NOTA: Y si te gusta el cine musical, este fin de año el Gymage celebra las campanadas con un dinner show dedicado al género, con un espectáculo interactivo: “Un fin de año de película”

Share This

Disculpa la interrupción.

Comparte este "post" directamente con tus amigos. Que tengas un buen día.